Protectores solares que protegen del sol sin perjudicar al medio ambiente

Miércoles 31 de Julio 2019 a las 13:03 / General

Durante todo el año y en distintas partes del mundo, miles de personas eligen a las playas como el lugar preferido para relajarse. Tomar sol o nadar en el mar son las actividades más realizadas en estos sitios, para lo que es imprescindible aplicar sobre nuestra piel un buen protector solar que combata la radiación ultravioleta. En el mercado podemos encontrar una gran variedad de estos productos pero no todos inciden de manera positiva en el entorno natural.

  Los protectores solares están compuestos por filtros, cuyo origen puede ser mineral o químico, que combaten los rayos ultravioleta (UV). Desde un tiempo atrás a la actualidad, distintas investigaciones se han centrado en los efectos del protector solar en el ambiente, especialmente el marino. La utilización de estos productos en las playas, alrededor del mar, hace que cuando nos bañamos, la crema solar que hemos aplicado en nuestro cuerpo se disuelva en el agua.

Un estudio del 2013, realizado por el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, expuso que el intenso uso de los protectores solares es "una fuente significativa de contaminantes químicos orgánicos e inorgánicos que pueden tener consecuencias ecológicas". En particular, señalan que son ciertos componentes los que pueden alterar los ecosistemas costeros. Por ejemplo, aquellos utilizados para dar color, aroma y textura.

La vida marina se ve perjudicada por los componentes de los protectores solares. Antonio Tovar, uno de los profesionales químicos que trabajó en la investigación, sostuvo que los experimentos demuestran que algunos de estos productos tienen efectos tóxicos sobre el fitoplancton marino, los crustáceos, las algas y los peces. Asimismo, que podrían extenderse también a otros componentes del ecosistema como plantas marinas, crustáceos, algas y peces.


Por otro lado, en 2015 se publicó otro estudio que aseguró que la oxibenzona, uno de los ingredientes más presentes en los bloqueadores, es un peligro para los corales. Esta no es una buena noticia para los corales, que ya están afectados por otros problemas como el cambio climático y la contaminación. La investigación, que fue divulgada a través de la revistaArchives of Environmental Contamination and Toxicology, concluyó que incluso una pequeña dosis de oxibenzona es capaz de destruir el coral.

Alternativa: Protectores solares con filtros físicos

Los filtros físicos, también conocidos como minerales o bloqueadores solares son polvos minerales inertes, como el óxido de zinc y dióxido de titanio (los más usados). Forman una capa en la piel que refleja la luz solar y así impiden que los rayos UV penetren en nuestro cuerpo. No intervienen en la química de nuestro organismo, si no que actúan sobre la piel a modo de pantalla.
Algunas marcas convencionales de protectores solares han empezado a sustituir parte de los filtros químicos por físicos, para reducir el nivel de alergias y toxicidad que producen muchos de los filtros químicos. Así que asegúrate de que el protector solar, aunque indique que lleva filtros físicos, no contiene además ningun filtro químico. 
Después de que entrara en vigor la Ley EC 1223/2009 es obligatorio para las marcas citar en su etiqueta la palabra "nano" entre paréntesis cuando se use nanotecnología, ya que esta tecnología trabaja con partículas tan pequeñas que pueden atravesar la membrana celular. 

Tomar el sol es saludable, pero no la exposición prolongada o en los momentos de mayor incidencia solar. El instinto del ser humano ha sido siempre buscar la sombra en las horas de mayor intensidad. Hagamos caso a la sabiduría de nuestro cuerpo. Pasar todo el día tirado sin ningún control no es una opción consciente.